Cableado Estructurado


Se conoce como cableado estructurado al sistema de cables, conectores, canalizaciones y dispositivos que permiten establecer una infraestructura de telecomunicaciones en un edificio. La instalación y las características del sistema deben cumplir con ciertos estándares para formar parte de la condición de cableado estructurado.

De esta manera, el apego del cableado estructurado a un estándar permite que este tipo de sistemas ofrezca flexibilidad de instalación e independencia de proveedores y protocolos, además de brindar una amplia capacidad de crecimiento y de resultar fáciles de administrar.

En estos casos, el tendido suele desarrollarse con cable de par trenzado de cobre (para redes de tipo IEEE 802.3), aunque también puede utilizarse cable de fibra óptica o cable coaxial.

Lo que permite el cableado estructurado es transportar, dentro de un edificio o recinto, las señales que provienen de un emisor hasta su correspondiente receptor. Se trata, por lo tanto, de una red física que puede combinar cables UTP, bloques de conexión y adaptadores, entre otros elementos.

 

Al soportar diversos dispositivos de telecomunicaciones, el cableado estructurado permite ser instalado o modificado sin necesidad de tener conocimiento previo sobre los productos que se utilizarán sobre él.

A la hora del tendido, hay que tener en cuenta la extensión del cableado, la segmentación del trafico, la posible aparición de interferencias electromagnéticas y la eventual necesidad de instalar redes locales virtuales.

Entre los elementos principales del sistema de cableado estructural se encuentran el cable horizontal (que corre horizontalmente entre el suelo y el techo), el cable vertical, troncal o backbone (que interconecta diversos cuartos) y el cuarto de telecomunicaciones (con los equipos de telecomunicaciones).

SOLUCIÓN INFORMÁTICA